Elaboración de la Ansiedad, Angustia y Frustración - Parte 5

PARTE 5

Cuanta mayor capacidad de frustración más posibilidad de placer.

Los campeones no se hacen campeones en el cuadrilátero, allí solo se obtiene el reconocimiento. No es la critica lo que cuenta, ni lo es quien señala como el fuerte se
tambalea y donde el que pega mas duro pudo hacerlo mejor. El crédito corresponde al hombre que esta en la arena, cuya cara esta estropeada por el polvo, el sudor y la sangre, quien batalla valientemente, quien comete errores y fracasa muchas veces, quien conoce los grandes entusiasmos, las grandes devociones y se desgasta en una causa digna, quien en el mejor de los casos conoce al final el triunfo de una gran conquista, y quien en el peor de los casos, si fracasa, al menos fracasa habiendo hecho su mejor esfuerzo, de modo que su lugar nunca estará con las almas frías y tímidas que no saben de victorias y derrotas. ( Teodoro Roosevelt.)

En su mayoría las teorías psicoterapéuticas acuerdan en que las personas tienen una tendencia natural a la búsqueda de placer.
El Placer (o goce para el psicoanálisis) es una experiencia emocional subjetiva y agradable, que genera una sensación de bienestar.
Se calcula que de esta emoción a la denominaremos “primaria”, se desprenden el resto de las emociones positivas o de bienestar, entre las que podemos nombrar a la alegría,
contentamiento, paz, felicidad, comodidad, etc.

Albert Ellis uno de los fundadores de la teoría cognitiva, estableció que las personas viven sobre 2 pilares, la supervivencia y al búsqueda de la Felicidad.
El mas importante y supremo es la supervivencia, sin la cual no hay felicidad.
En cuanto a la felicidad, describe que los hombres viven mejor en la medida que buscan y persiguen METAS.
La Felicidad toma muchas formas y no hay hasta la fecha, estudios científicos que la aseguren. Lo que si se sabe, es que el equilibrio psíquico interno se da cuando hay mayor
tiempo de placer que de angustia, para que se logre el reposo neuronal necesario para el correcto funcionamiento cerebral.
¿Pero como hacer para vivir mas tiempo de placer que de angustia?

Cuando un individuo vive solamente satisfaciendo el momento inmediato por medio de darle rienda suelta a sus impulsos sin medir las consecuencias, pronto se da cuenta que
pasa mas tiempo resolviendo los problemas que generaron sus compulsiones, que el tiempo que disfruta de sus logros. (Esto se debe a que las malas decisiones traen malas
consecuencias y por ende desencadenará situaciones de frustraciones. Estas malas decisiones podrían evitarse si tan solo se analizara las consecuencias de cada opción
posible.).

Un ejemplo de esto se puede observar en miles de jóvenes que deciden abandonar sus estudios porque no les gusta estudiar. Las consecuencias no se ven a corto plazo, todo
lo contrario, pareciera que en muchos de ellos las cosas mejoraron. Tomada esta decisión, no tienen la presión del estudio, y tienen la opción de trabajar.
- Después de todo, piensan, uno estudia para tener trabajo después, pues yo puedo trabajar ahora sin necesidad de estudiar. Al poco tiempo suelen conseguir un trabajo por
un sueldo que pareciera satisfacer sus necesidades, pero no toman en cuenta el futuro, sus posibilidades de crecimiento laboral, las cuales son muy escasas, pero lo que si crece son
sus compromisos. Se casan, tienen hijos sin casarse, o sus padres se enferman y quedan solos. Ahora el sueldo que antes parecía suficiente para las diversiones de un adolescente,
no alcanza para un adulto con responsabilidades. Sin duda pasara gran parte de su tiempo viendo como resolver sus cuestiones económicas.
Si estos jóvenes evaluaran el esfuerzo del estudio, comparado con el esfuerzo de una vida sin recursos no dudarían en invertir tiempo y angustia en la primera de las opciones.

Los errores amplían el conocimiento.

La isla parecía desierta, no se divisaban signos de civilización. Los náufragos miraron el lugar con desconfianza y temor. Ellos eran tres, y los otros?.
Debían buscarlos y saber si había mas sobrevivientes, pero no querían abandonar la cueva que habían encontrado, por lo tanto dos de ellos se quedarían y uno iría en busca
del resto.
El explorador camino hacia el Norte de la isla, ya que la marea tiraba hacia aquel lugar. A medida que avanzaba marcaba el camino para no perderse hasta que el azar lo beneficio con el hallazgo del resto de sus compañeros.
Cuando regresaba para buscar a los otros dos y llevarlos con el resto, se predio en varias oportunidades en el camino de regreso. En cada desvió el explorador encontraba recursos naturales que les permitieron una mejor supervivencia, como agua, plantas frutales, madera, etc. Todos sus errores fueron aprovechados por el, y no solo eso sino que cada vez conocía mas el camino lo que reducía sus posibilidades de errores.
En el curso de vivir, hay una similitud con la historia contada.
Cada vez que se presenta un desvió, una situación no prevista, un error, un stop, un no a nuestros deseos y metas, es algo mas para aprender y un recurso mas que tendremos al
momento de resolver nuevos problemas.
Si de cada frustración en la vida, nosotros rescataremos una enseñanza, y es enseñanza se transformara en un recurso psíquico, nuestra capacidad de reducir la angustia aumentará potencialmente.
Si nosotros sabemos que el estado de placer que genera aspirar 1 gr. de cocaína es de unos 10 o 15 minutos, y la angustia posterior a la recaída dura todo el día, podríamos concluir que “la angustia que genera frustrar el deseo de consumir, siempre será menor a la angustia que generará dar satisfacción a ese deseo, con la consecuencia de la depresión post consumo y todos los efectos a nivel físico, familiar y social, que pueden desencadenar como discusiones, y peleas con la esposa, padres, hijos, detenciones judiciales, perdida de dinero etc.”

Por el contrario, si el paciente adquiere la capacidad de postergar el placer para analizar las consecuencias, logrará una estabilidad en sus relaciones, tanto a nivel familiar como judicial y estará más a gusto con su vida. Los deportistas conocen muy bien de lo que hablamos. Ellos enfrenta el esfuerzo psíquico y físico que conlleva angustia y postergación de placeres (dietas, salidas, sexo, etc.) a cambio de la recompensa del éxito. Saben y conocen que el tiempo de disfrutar será mucho, pero primero es necesario invertir esfuerzo.

De alguna manera la vida del hombre esta segmentada en etapas. Podríamos decir que el promedio de vida general en el mundo occidental, es de unos 80 años.
Los primeros 20 años, el organismo se prepara para el resto de la vida. En estos años hay mucha energía porque se necesita para generar la preparación.
Los siguientes 20 años (de los 20 a los 40 aproximadamente), son de implementación de proyectos. Aquí se termina de aprender como administrar esa energía y se invierte de acuerdo a lo aprendido.
De los 40 a los 60 los proyectos dan frutos y comienzan a disfrutarse de las inversiones que se hicieron anteriormente.
Finalmente de los 60 a los 80, no hay tanta energía pero para esta altura habremos tomado los recursos necesarios para vivir bien con las fuerzas que tenemos, ayudados de los recursos adquiridos a lo largo de la vida.
Cuando alguien invierte los tiempos, se corre mayor riesgo de aumentar el sufrimiento en todos los tiempos.
Si en los primeros 20 años solo nos dedicamos a pasarla bien de acuerdo a nuestros deseos, sin invertir tiempo en la preparación y en la capacitación (ya sea de lo intelectual como de la capacidad de frustrarse ante las adversidades), desperdiciaríamos los mejores años donde el cerebro y el cuerpo están mejor preparados para esto. A cambio, el placer
también será menor en comparación con el que podría generarse si se utilizará cada tiempo adecuadamente, ya que no se tendrán los recursos ni psíquicos, ni materiales para disfrutar.
Luego queremos prepararnos entre los 20 y los 40 (a nivel psíquico me refiero), queremos aprender a tolerar la angustia a esta altura, pero para entonces el costo del esfuerzo es el doble. Y como nunca generaron el recurso de la capacidad de tolerar la angustia, abandonan repetidamente los intentos de cambios.
Entre los 40 y los 60 hacemos proyectos, pero no alcanzan a cumplirse y desarrollarse y nos llegan los 60 sin fuerzas y sin recursos.
Sufrir el esfuerzo a su tiempo siempre traerá mejor calidad de vida futura.
Este es el tiempo de frustrarte, porque pronto comenzarás a ver el fruto de educar tus emociones.

Cuento de las 2 Ranas

Se dice que en una oportunidad dos ranas que saltaban por un parque, cayeron en una fuente con leche dentro. Ambas ranas comenzaron a patalear con desesperación, pero el borde de la fuente era muy resbaladizo para treparse y muy alto para saltar. Luego de un buen tiempo de nadar en la leche y ya agotada, una de las ranas dijo: No tiene sentido continuar, de cualquier forma vamos a morir en esta leche. Adiós. Y se dejo hundir en la leche para morir ahogada.
Al ver a su compañera morir la otra rana se dijo a si misma: Yo no me dejaré ahogar por esta leche, aunque sea lo último que haga nadare y nadare. La rana continuo esforzándole para sobrevivir y se dio cuenta que de tanto batir la leche esta comenzó a espesarse y pronto se convirtió en crema para luego hacerse manteca. Cuando llego la mañana, la rana estaba parada en un trozo de manteca sonriendo y comiendo las deliciosas moscas que eran atraigas al lugar.

Todos tenemos la oportunidad de decidir que hacer con las frustraciones, pero solo los exitosos deciden aprovechar esas frustraciones para mejorar su calidad de vida. Para finalizar dejamos en claro que es necesario aprender a vivir la ansiedad con capacidad de elaborar la angustia de la espera. Estar dispuesto a esperar el fruto de la educación de nuestro sistema educacional y corregir nuestro sistema de creencias distorsionado que gatilla de forma patológica nuestro estado de alerta.

Desarrollado por SaintDisegno.