Elaboración de la Ansiedad, Angustia y Frustración - Parte 4

PARTE 4

Tolerancia a la frustración como determinante del Pronóstico.

Mientras Fracasamos nos entrenamos para el Éxito (Bernardo Stamatea)

  • Thomas Edison, inventor de lo que hoy conocemos como la lamparita, fracaso 257 veces antes de tener éxito en su diseño.
  • Michael Jordan, jugador estrella de básquet en la NBA, fue expulsado de su equipo durante su segundario.
  • Albert Einstein, premio Nóbel de física, fue categarizado por otros maestros del primario como alguien que no podría estudiar por su escasa capacidad.
  • La Autora del libro de Harry Potter y la piedra filosofal, libro que ha vendido millones de copias, fue rechazada por 12 editoriales antes de que la 13 lo comprara por unas pocas libras esterlinas. Hoy tiene una fortuna que supera a la de la Reina de Inglaterra.

En el capitulo de hoy veremos como el fracaso es la antesala del éxito para quienes lo quieren ver de esta forma, o bien puede ser el camino a vidas desperdiciadas, para quienes
permanecen revolcados en él. Todo depende de la adaptación que tenemos a esta situación. El éxito esta basado en la capacidad de fracasar y seguir tratando.
Me gusta hacer el paralelismo de la palabra fracaso con la de frustración. Frustrar: según la real academia española, es privar a uno de lo que esperaba. Por otro lado, fracasar: según la misma academia, es el resultado adverso de un proyecto.

Por lo que suelo utilizarlas como sinónimos, debido a que el proceso psíquico de su interpretación es el mismo en una y otra situación, ya que el resultado adverso de un proyecto no es otra cosa que privar a uno de lo que se espera. Siempre que hay un fracaso implica una frustración, y siempre que hay frustración existe un fracaso de por medio. Así que de aquí en más serán nombradas como sinónimos.

La Angustia, una emoción base.

La angustia, según Daniel Goleman, autor del bet seller Inteligencia Emocional, es una emoción primaria de donde se desprenden otro tipo de emociones desagradables.
Siempre que hay una emoción desagradable (miedo, depresión, enojo, etc.), la angustia esta presente de alguna forma. De la misma manera el placer, es la emoción primaria de todas las emociones placenteras.

La frustración y el fracaso, tienen su base en la angustia y es por este motivo que la mayoría de las personas intentan evitarlas.
Cada vez que las circunstancias de la vida, presenten frustraciones, se experimentará angustia.
De esta manera si queremos comprarnos una bicicleta y papá no nos da el dinero para comprarla, sentiremos angustia a través de la frustración que tendremos al no conseguir lo
que deseábamos.

Si invitamos a una chica a salir y nos dice que no, sentiremos angustia por la frustración o el fracaso al que nos enfrentaremos pues nuestros planes y deseos eran otros.
Y la lista puede seguir de forma interminable, un partido de fútbol perdido, un trabajo no conseguido, una ropa no adquirida, una música mal hecha, un examen mal rendido, un
abandono, un deseo no cumplido, una muerte, etc.

Atrás de cada una de estas situaciones de frustraciones y fracasos la angustia será la emoción predominante.

Baja tolerancia a la Frustración o angustia

El hecho de que la frustración sea algo tan común no significa que las personas se acostumbren a ella. Existen personas que no toleran la frustración. Es lo que llamamos personas muy vulnerables a la angustia. Son personas que no aprendieron a incorporar este recurso de sufrimiento en su infancia y de grande no saben convivir con el. Por lo tanto van a centrar su vida en intentar por todos los medios de evitar situaciones de angustias. Estos son los casos de chicos que abandonan la escuela por que no les gusta estudiar sin pensar en las consecuencias de no tener una capacitación mas especializada.

O el caso de los jóvenes que terminan consumiendo debido al placer que les generan las drogas haciéndoles evitar de forma inmediata la angustia que estén viviendo, ya sea a nivel
familiar, relacional, como también los casos de jóvenes que no toleran la rutina, y por lo tanto se sienten frustrados al no recibir lo que esperaban de la vida, ( que sea mas divertida), y por lo tanto evaden esa angustia por medio de las drogas.
Este tipo de personas que no toleran las frustraciones o fracasos, tienen muy mal pronostico para lograr una rehabilitación adecuada, debido a que tendrán que pasar por un periodo de angustias muy fuertes hasta hacer el duelo del abandono de las drogas, y este es un precio al que no están dispuestos a pagar, en su mayoría.

Por lo tanto se podría afirmar que una de las claves de una rehabilitación adecuada, en el abandono del consumo de sustancias, es desarrollar una correcta capacidad de tolerar la frustración y la angustia que esta genera.

Elaborar la angustia

Elaborar es la capacidad psíquica de construir una nueva realidad con los elementos presentes, y continuar viviendo con la misma calidad y funcionalidad.
Veamos un ejemplo: Imaginemos que vamos viajando en nuestro automóvil y que pinchamos una cubierta.
Nos bajamos, sacamos la rueda de auxilio, ponemos el gato para levantar el automóvil, sacamos cada uno de las 4 tuercas que sostienen la rueda que se pincho, dejamos las tuercas
en el asfalto y colocamos la rueda de auxilio, pero nos damos cuenta al querer colocar las tuercas que estas se perdieron.

Lo que hacemos a continuación es elaborar la perdida de una forma practica, tomamos una tuerca de cada una de las ruedas y se la colocamos a la rueda nueva. De esta manera
continuamos el viaje con 3 tuercas en cada rueda en vez de 4, pero al final pudimos continuar con el viaje.
Elaborar es aprender a adaptarnos a la nueva situación de angustia que se esta viviendo, e intentar superarla sin evitarla, ya que de evitarla no la superaríamos y por lo tanto tarde o
temprano nos tendremos que enfrentar con dicha situación.

En el caso del ejemplo del viaje, podríamos hacer dos cosas: o enojarnos e insultar hasta cansarnos, y para cunado se nos pase el enojo nos daremos cuenta que todavía estamos en
es ese lugar, o bien adaptarnos a la situación con los recursos que tenemos en ese momento y continuar el viaje con lo que tenemos.
Los que tienen la capacidad de fracasar, no se detienen en el fracaso, sino que los utilizan para conocer cual es el camino que no les conviene seguir y vuelven a intentar. No se
detienen a culpar a nadie, miran para adelante, miran mas allá de la angustia del momento y se concentran en el placer que tendrán al cruzarla. Piensan en el logro, en la libertad que
trae el éxito de su proyecto.

Es por eso que al inicio del capitulo recordamos personas que no se detuvieron ante situaciones de fracasos, soportaron la angustia que los enfrentaban y volvieron a intentar
una y otra vez hasta lograr ser exitosas en esos proyecto.

Leyes de las Frustraciones

Me gusta mucho una serie de leyes que el Dr. Bernardo Stamatea describió en su libro “Fracasos Exitosos”, “Editorial Bergara” (el cual recomiendo con respecto al tema de los
fracasos y frustraciones), aunque yo las he aplicado a las frustraciones, sus enunciados dicen lo siguiente:

  1. Sin frustraciones no hay crecimiento personal.
  2. Las frustraciones nos preparan para logros y retos mas importantes.
  3. Las Frustraciones nos recuerdan lo breve que es nuestro tiempo aquí en la tierra, y lo importante que es usar sabiamente el tiempo.
  4. Las frustraciones siempre tienen oportunidades escondidas.
  5. Las frustraciones nos empujan a adaptarnos y cambiar.

Cada vez que nos veamos sometidos a situaciones de angustias, nuestro carácter tiene la posibilidad de perfeccionarse y adaptarse a las nuevas circunstancias, por lo tanto
seremos como computadoras con más cantidad de información y nos será más fácil resolver problemas futuros y adaptarnos a los cambios que la vida nos impone con mayor
velocidad, por lo que el tiempo de goce ( o sea de placer) será cada vez mayor.

De nosotros depende aceptar la angustia de cada frustración y tratar de superarla sin esquivar la situación, de esta forma desarrollamos la capacidad de frustrarnos y
tendremos más recursos psíquicos para enfrentar la angustia de este tratamiento.

Terminaré este capitulo con un cuento tomado del mismo libro.

Se cuenta que en una selva del África vivían tres leones muy voraces, y fieros.
Un día el mono, representante elegido por los animales convocó a una reunión a todos los habitantes de la zona para plantearles una importante cuestión:
-Queridos amigos- dijo el mono ceremoniosamente- todos sabemos que el león es el rey de los animales, pero hay una duda en nuestro territorio, actualmente tenemos tres leones, los tres son muy fuertes y jóvenes. ¿A cual de los tres le debemos obediencia? ¿Cuál será deberá sustituir al viejo rey muerto?
Los tres leones se enteraron de esta reunión y se decían a si mismos:
- En verdad tienen razón los animales. ¿seré yo Rey?. Una selva no puede tener tres reyes. Los tres leones no deseaban luchar entre si, puesto que habían crecido juntos y eran amigos. ¿Cómo descubrir quien era el sucesor mas adecuado?
Los animales se volvieron a reunir y después de mucho deliberar, llegaron a una decisión que comunicaron a los tres leones:
- Decidimos que los tres van a tener que escalar hasta la cima de la Montaña. Difícil. El que llegue primero a la cima será reconocido como rey.
La montaña Difícil era la mas alta y complicada de escalar de toda la selva. El reto era realmente importante, pero los tres leones aceptaron el desafío y todos los animales de la zona fueron a despedirlos en su aventura. El primer león intento escalar la montaña y no pudo llegar. El segundo empezó con muchas ganas, pero también fue derrotado por la montaña. Finalmente el tercer león tampoco lo pudo seguir. Todos los animales estaban impacientes y curiosos. Si los tres leones fueron derrotados ¿Cómo elegirían a su rey?
En ese momento un aguija grande en edad y en sabiduría pidió la palabra en la asamblea:
-Yo se quien debe ser nuestro Rey.-afirmo con certeza
-Como puedes saberlo con tanta certeza?- preguntaron los animales.
Es fácil.- dijo el águila- Yo estaba volando cerca de ellos cuando volvían derrotados de la escalada y oí lo que cada uno de ellos le dijo a la montaña:
El primer León le dijo: -Montaña me has vencido!
El segundo León dijo lo mismo: - Montaña me has vencido!
Pero el tercer León dijo: -Montaña me has vencido…por ahora! Tu ya llegaste a tu tamaño final, pero yo aun estoy creciendo!
La diferencia -afirmo el águila- es que el tercer León tuvo la actitud de vencedor y cuando sintió la derrota en aquel momento no desistió. Para quien piensa así su persona es más grande que su problema.

Saque usted las conclusiones de este cuento y su enseñanza.

Desarrollado por SaintDisegno.