El Perdón como recurso para la elaboración de los traumas - Parte 1

PARTE 1

Concepto de Perdón. Concepto erróneo de Perdón.

Perdón: Renunciar voluntariamente al derecho de justicia.

- ¿Por qué no avanzo mas en mi tratamiento Dr?.- pregunto Marisa
- Que te hace pensar que no avanzas?.-
- Cuando estoy sola no logro evitar estar triste.-
- Y que pensamientos te vienen en ese momento?.-
- Recuerdos de Padre, preguntas, broncas de porque me dejo cuando tenía 5 años.-
- Es injusto que te haya dejado?.- interrumpió el Dr.
- Si, es injusto, el tenía que cuidarme.-
- Hay forma de solucionar esa falta? El podría hacer algo para recompensarte?
- Nada, nunca va a devolverme mis años sin un padre, las noches que llore su ausencia. Nunca podrá volver el tiempo atrás y hacer que eso no halla pasado
- Entonces esa injusticia no tiene forma de justificarse!.- agrego el Dr.
- Exacto…
- Creo que lo único que queda es otro camino que no sea la justicia.
- Cual?.
- El perdón…
- No pienso perdonarlo, no se lo merece!.-
- Por supuesto que no se lo merece, el perdón no se merece, por eso es perdón, si mereciera el perdón no sería perdón, sería justicia.-
- No entiendo.- replico la joven con el seño fruncido.-
- El perdón y la justicia son 2 caminos paralelos, cuando la justicia no se puede ejecutar, el único camino para seguir es el perdón, porque sino vas a quedarte en esa parte de tu vida con esas emociones hasta que continúes. Es decir tu sistema de ley interno, siempre estará en crisis porque hay una situación no resuelta y de forma automática siempre estará intentando resolverla aunque no lo logre. Esto generará un stres interno que se manifestará a través de tus emociones.-

- Es que no siento perdonarlo, y eso tiene que sentirse.-
- El perdón no es una emoción, es un verbo, una acción.-
- Pero porque beneficiarlo?.-
- En que lo beneficias?, el perdón te libera a ti del conflicto irresuelto dentro tuyo.-
- Es difícil.- se quejó Marisa
- Pero efectivo.-

La sesión terminó con un silencio tranquilizador. Marisa tenía mucha información que procesar.

CONCEPTOS ERRONEOS DEL PERDÓN

Las personas no meditan en el perdón como elemento para elaborar debido a que tienen incorporadas distorsiones cognitivas acerca de esta acción. Recordemos que las distorsiones cognitivas son conclusiones erróneas, sin evidencia o con evidencias contrarias.

Entre estas distorsiones se encuentran:

  1. Perdonar es Olvidar: Dicen las personas, “Yo no perdono porque no puedo olvidar”. Si esto fuera cierto cada vez que perdonemos tendríamos que tener un daño cerebral que produzca amnesia, y si fuera así no sería voluntario, porque si recupera la memoria volvería a buscar justicia. No se trata de olvidar.
     
  2. Perdonar es dejarla pasar, es hacer el ojo gordo: “ No, no lo voy a perdonar, esta vez no se la dejo pasar”. Esto no es posible, si nuestro SNC recibe una información de injusticia y la procesa como un acontecimiento menor y sin importancia, sería una distorsión cognitiva en la forma de elaborar la información.
    Por otro lado si la persona conoce la importancia de lo que ocurre y aguanta o tolera la situación correrá riesgo de no poder controlar la situación en algún momento de stress y entonces actuará con efecto retroactivo. “vos me hiciste
    esta, esta y esta, y yo me las aguante pero ya basta”. Todo lo que interpretamos como injusto, es una ley interna que se quiebra y por lo tanto se activa el mecanismo de alerta que lleva a la crisis si no se resuelve. Es una demanda que se rompió y dejarlo pasar solo significará aguantar. Aguantar es peligroso, porque si esta forma de perdonar se maneja diariamente, el sujeto por mas que quiera no podrá aguantar sin que tenga efectos en su salud emocional, porque la crisis interna producida por esa demanda quebrada, generará una emoción perturbadora.
     
  3. Perdonar es aceptar: Tampoco se trata de estar de acuerdo o no, con la injusticia ni de aceptarla o no, se trata de vivirla lo mejor posible dentro de la angustia propia de la situación. Nadie nos pregunto si aceptábamos esa injusticia o no. Solo la vivimos, por lo tanto nuestro rechazo sólo generará mayor malestar, porque por mas rechazo que decidamos lo mismo se vivió la situación. Se trata de vivir el acontecimiento como lo que fue, una situación injusta. No la acepto ni la rechazo, eso no forma parte de la opciones.
     
  4. No perdono porque no lo siento: “eso hay que sentirlo sino no tiene valor”, dice la gente para excusarse de su falta de perdón, pero el perdón es una acción y por mas que este cargado de contenido afectivo, es independiente de la emoción. Recordemos que esta última, es el resultado de nuestra forma de valorar la injusticia vivida.
     
  5. No perdono porque no soy Dios y solo Dios perdona: Es muy claro que esto solo es una distorsión basada en una opinión personal de Dios, totalmente incomprobable, sino por el contrario, si se hace referencia al Dios bíblico es en este libro donde el mismo Jesús le dice a Pedro que perdone hasta 70 veces 7 haciendo referencia a la perpetuidad del perdón.

Concepto acertado del perdón

El perdón esta mas relacionado con un concepto legal que al de una actitud emocional. El uso de la palabra perdón ha sido mas usada dentro de los ámbitos de tribunales que en el campo de las emociones. De todas las definiciones que se buscaron terminamos en una propia, que se enunciaría de la siguiente forma:

Perdonar es renunciar voluntariamente al derecho de justicia.

El perdón es casi como un mecanismo alternativo en las situaciones donde la justicia no logra ejecutarse porque es imposible, o porque se decide simplemente la misericordia.

Ventajas de perdonar

  1. El mecanismo de perdón es el mismo necesario para la elaboración, es decir que permite al sujeto continuar con su vida sin elementos internos de disconformidad, con una armonía psíquica que le da mas productividad en las acciones que ejecute.
  2. Es una acción ventajosa para el que otorga el perdón tanto como para el que lo recibe.
  3. Estabiliza emocionalmente al sujeto reduciendo el stres y la angustia.
  4. Convierte en invulnerable psíquicamente a la persona ya que no habrá trauma con efectos permanentes.
  5. El perdón completa la elaboración de los traumas permitiendo al sujeto no continuar ejecutando justicia en su mente sobre la situación y los causantes.

Síntomas de que no hemos perdonado:

  1. Cuando no toleramos que el o los causantes tengan éxito en sus cosas y se los vea felices en su vida.
  2. Cuando en nuestros pensamientos continuamos haciendo justicia a los causantes de los traumas.
  3. Cuando aplicamos indiferencia.
  4. Cuando nos gozamos en la angustia del otro.

Haber perdonado no significa que:

  • Estemos de acuerdo con las actuaciones del que nos causo angustia.
  • No significa que tengamos que mantenernos con dichas personas.
  • No significa que nos dejemos lastimar en el futuro.

Síntomas de que hemos perdonado

  1. Cuando la persona nos vuelve a lastimar, no le recordamos que ya antes nos había hecho daño.
  2. Cuando estamos en paz por más que la otra persona avance en su vida y crezca.
  3. Cuando podemos continuar nuestras vidas sin tratar de recordar las emociones que tuvimos al ser lastimados.
  4. Cuando tomamos al pasado como pasado y al futuro con nuevas expectativas.
Desarrollado por SaintDisegno.