Cómo mejorar la Autoestima a un nivel funcional - Parte 2

PARTE 2

AUTOESTIMA VS AUTOACEPTACIÓN.

ACEPTAR: “recibir voluntariamente lo ofrecido o encargado”.
ESTIMA: “Consideración o aprecio hacia una cosa o persona”

La historia de Ariel no era muy diferente a la de cualquier chico del barrio, nació en una familia muy humilde de un barrio periférico de la ciudad donde vivía junto a sus ocho hermanos con su mamá y su papá.

El papá de Ariel hacía pan para vender casa por casa, y le quería enseñar a el como hacerlo para que tomara su puesto en algún momento de mayor necesidad. Pero no tenía un buen genio para explicar ni para enseñar, así que cada vez que Ariel se equivocaba su padre le daba unos gritos diciendo:

- Sos un inútil!!!, Nunca vas a aprender!!!, vas a vivir mendigando porque no servís para nada!!!, etc...

Esta escena se repetía casi a diario y Ariel debía soportar esos gritos descontrolados de su Padre, que luego de un rato cedían y continuaba como si nada. El tiempo paso y Ariel creció, puso una panadería y le fue bastante bien pero siempre en su interior había algo que lo inquietaba. Cada vez que Ariel tenía un problema, alguna situación de adversidad le daba la sensación de que no podía enfrentarla y que era un fracasado, esto lo hundía en una depresión muy profunda que le quitaba el deseo de vivir. Eso hacía también, que no tuviera muchos amigos, ya que era muy tímido, y aun no tenía una novia porque le daba miedo a ser rechazado, la imagen que tenía de el mismo era la de un joven arruinado e inseguro y lo peor de todo era que tenía la sensación que todos podían observar esto de él y opinaban lo mismo.

Todo esto pensaba y sentía, a pesar de ser dueño de una muy prospera panadería y de sostener a mas de 5 familias económicamente.-

¿Porque Ariel no podía sentirse exitoso? ¿Porque era tan inseguro si había demostrado ser capaz de mucho?

Este es el caso de la montaña equivocada del que hablábamos en el día anterior, no es extraño que Ariel haya pasado toda su vida creyendo que si lograba desarrollar una panadería que fuera exitosa económicamente, le podría demostrar a su padre que en realidad no era ningun fracasado.

No obstante, a pesar de haber logrado mucho Ariel sentía algo que no lo llenaba y que le decía que aun no era una persona exitosa.-

Muchas personas viven como Ariel, la realidad les muestra algo pero ellas insisten en lo contrario. La realidad les dice: - Muy bueno has logrado superarte y ser independiente económicamente!!!.- Y nosotros le contestamos.- Si, pero soy un inútil...

La realidad les dice .- Muy bien, has terminado el secundario!!!.- y nosotros le contestamos.- Si, pero me costo mucho, eso es porque no soy inteligente...

Probablemente estas personas han tenido la información errada, es decir, quizá hayan entendido de sus padres o educadores o amigos palabras como “inútil”, “tonto”, “inservible”, “estúpido”, “fracasado”, y muchas otras, quizá han incorporado esa información como cierta y la han elaborado para incorporarla a sus vida de tal forma que moldea sus pensamientos en los momentos de adversidades o dificultades.-

Irremediablemente volvemos a hablar de la influencia de nuestra forma de pensar en nuestras emociones.

Hacía tiempo que el padre de Ariel ya no le decía nada, de hecho seguramente estaba muy orgulloso de tener un hijo con tanta capacidad para algo en lo que el le había enseñado. Pero entonces porque Ariel estaba tan inseguro?

Porque se acostumbro a pensar de una determinada manera acerca de si mismo, y nunca trabajo en cambiar esa opinión.-

La inseguridad se basa en distorsiones cognitivas semejantes a:

  • Ya me he equivocado lo suficiente, nunca voy a poder lograrlo.-
  • No he logrado nada en la vida.-
  • No estoy preparado para esto.-
  • Se van a burlar de mi.-
  • No les va a agradar lo que diga.-
  • Etc.-

Es cierto que muchas veces, las personas que aseguran tales frases, actúan de tal manera que cualquiera que las viera creería también en estas frases… pero déjeme contarle un pequeño cuento:

En cierta ocasión, un águila real, dejo caer un huevo de su nido con tanta suerte que el mismo rodó montaña abajo y fue a dar a una granja donde una pava empollaba sus propios huevos. Cuando la Pava vio el huevo cerca de su nido, lo interpreto como uno suyo y lo cuido hasta que el pequeño naciera. El pichón de Águila se crió como un pavo, y mientras estaba en la granja rascando la tierra y buscando gusanos, cada tanto miraba hacia arriba y veía las águilas reales volando en las alturas, se decía a si mismo, “como me gustaría ser un águila”, luego volvía a mirar el suelo y continuaba haciendo pavadas.-

Las personas actúan como ellas piensan acerca de si mismas, y las personas piensan acerca de si mismas como les enseñaron o les hicieron creer.

Pero cuando la verdad se conoce, (esto es en la edad adulta), entonces ya depende de nosotros lo que vamos a seguir creyendo. Ya no tenemos excusa, aunque nos queda cómodo responsabilizar a terceros y decir “bueno esto es lo que me enseñaron”. Pero eso no es lo que esta en discusión, lo que esta en discusión es si lo creemos a pesar de las pruebas contrarias que se presentan, y si decidimos seguir creyendo o pensando como lo hacíamos entonces ya no es responsabilidad de otros sino de nosotros mismos.-

AUTOESTIMA VS. AUTOACEPTACIÓN

No existe la posibilidad de apreciar algo sin aceptarlo, por lo tanto no podemos querernos sin aceptarnos como estamos.

Si toda la vida nos hicieron creer que éramos incapaces de realizar logros, no es extraño que nuestra tendencia sea boicotear nuestros propios proyectos, conciente o automáticamente. Esto puede hacer que las personas se enojen consigo mismas, y se desagraden por el hecho que no tienen logros alcanzados, lo que fortalece la creencia de inutilidad. Pues bien, nadie va a discutir los hechos, pero eso no es suficiente motivo para no querernos. De hecho para iniciar el proceso de reconciliación con nosotros mismos, conviene aceptarnos con nuestros errores, tal cual estamos.-

Esto no significa que no intentaremos cambiarlo, significa que estamos dispuestos a aceptarnos en la condición que estamos y que iniciaremos el proceso de cambio de forma conciente y voluntaria.-

“Bueno pero yo no he terminado ni la secundaria”.- pues termínala… “es que yo no he trabajado nunca”.- pues trabaja… “ Es que cada vez que lo hago me equivoco”, presta atención e inténtalo hasta lograrlo.-

“Es que las personas se van a burlar de mi”… No tienes tiempo para detenerte a pensar lo que otros piensan de ti, estas tratando de cambiar tu opinión de ti mismo. A parte recordemos que por seguir lo que otros nos hicieron creer es que estamos tan inseguros de nosotros mismos, por lo tanto no debemos tomar tan en cuenta la opinión de personas que no son objetivas en su juicio.

La aceptación es recibir voluntariamente algo ofrecido o encargado. La característica de voluntario hace que el proceso sea plenamente racional, y no emocional. Esto quiere decir que si no lo hacemos somos los únicos responsables del acto, y no terceras personas.

Para lograr estimarnos debemos primero aceptarnos, y luego considerarnos, según data la definición del diccionario que esta en el margen superior del día. Este “considerarnos” también implica un acto de racionalidad y voluntario. Por lo tanto el “afecto” también es un acto voluntario en cierta medida y nosotros somos los responsables del mismo. (Recordemos que las emociones pueden ser educadas de acuerdo a la manera de pensar).-

Como vimos hasta acá, el apreciarnos depende de nosotros mismos y no de los cosmos o de las estrellas, o de que alguien cambie el pasado.

Pueden habernos mentido toda nuestra vida con respecto a nosotros, pero ahora que exponemos la verdad con las pruebas, podremos decidir que es lo que vamos a creer.

Desarrollado por SaintDisegno.