Cómo desarrollar y formar el sistema emocional de forma saludable - Parte 2

PARTE 2

No podemos cambiar el mundo, pero podemos cambiar nosotros.

Pedro llego a la terapia muy enojado, su madre lo presionaba demasiado y lo vigilaba todo el tiempo:
- Si ella sigue molestándome con su forma de actuar, yo dejo el tratamiento.- le dice furioso al terapeuta.- Dígale que no me controle tanto, si no, no sigo.-
- Yo puedo hablar con ella, pero no puedo hacer que cambie, solo ella lo decidirá.- le dice el profesional.-
- Entonces me largo.- Y se fue enojado de la entrevista.-
¿Por qué Pedro estaba tan enojado? ¿Que hacía que no soportara la presión de su madre?
¿Por qué era tan débil a esta adversidad?

En la primera parte, vimos que las emociones y conductas están generadas por creencias (pensamientos) acerca de las vivencias.

En esta segunda parte evaluaremos que características tienen las creencias o pensamientos que provocan emociones perturbadoras.

Antes de poder realizar cualquier tipo de reflexión y razonamiento sobre este tema es necesario partir de un punto en común, si no tenemos un punto en común no podremos llegar a razonar de igual forma, por lo tanto voy a partir de algo que creo, a usted le interesa. Voy a dar por supuesto que usted desea sentirse mejor, después de todo ese es el motivo por el que la mayoría de los pacientes llegan a un consultorio.-

¿Porque nos interesaría sentirnos bien?

Los motivos por lo que a alguien le conviene sentirse bien esta asociado con su productividad, con el desarrollo de su vida personal y familiar y con alcanzar sus
objetivos.-
Las personas que viven enojadas, angustiadas, temerosas, inhibidas o con cualquier otro síntoma negativo de estas características, no podrán ejecutar sus actividades de la misma manera que alguien que este contento, tranquilo y en paz consigo mismo. Ya se sabe a nivel medico que todas las emociones negativas como la ira, el enojo, la tristeza, la culpa etc. generan en el ser humano un desgaste físico y proporcionan enfermedades como la gastritis, problemas cardiacos, problema de concentración, alteraciones visuales, diabetes, y hasta disminución de la defensas con el desarrollo de tumores insospechados, entre otras, por lo que la primera recomendación de un medico es que el paciente tome las cosas con “calma”.

Pero ¿Podrá alguien tomar las cosas con calma cuando las injusticias son diarias y abundantes? ¿Podrá alguien estar calmado cuando lo que ocurre a nuestro alrededor no nos gusta y no lo soportamos?

Si se aprende a elaborar las adversidades se podrá vivir con las emociones acordes a la importancia de cada situación.

¿Quien es el que sale perjudicado con el abandono del tratamiento de Pedro?

Por cierto que no es el medico, ni siquiera sus compañeros aunque probablemente lo extrañen en el grupo. El único perjudicado es Pedro mismo, aunque difícilmente el logre visualizarlo en ese momento, su enojo le impide desarrollarse convenientemente.
Con el tiempo Pedro vera que sus ex compañeros de grupo han logrado estabilizar sus vidas y el aun esta lidiando con las “injusticias de su madre”. Sus emociones negativas no le permitieron tener éxito.
Mejor le hubiera sido a Pedro aprender a manejar esas emociones y continuar con su objetivo, eso le hubiera sido mas provechoso.

¿Que produce el malestar en las personas?

Si ya entendimos que nuestros pensamientos generan nuestras emociones, podemos avanzar.
El objetivo es analizar cuales son los pensamientos o forma de valorar que nos producen emociones perturbadoras.
Nuestra manera de pensar se forma a partir de la información que constantemente recibimos del medio, desde que nacemos hasta que morimos.
Nuestra primera infancia (los primeros años de vida) es un tiempo donde recibimos mucha información, probablemente mas que en ninguna otra etapa de la vida (Cuando hablamos de información, para que se entienda, estoy hablando de sucesos que nos hayan ocurrido, experiencias lindas y feas, la información escolar, las enseñanzas de nuestros padres amigos, parientes etc.).

Cuando recibimos la información nuestro sistema cognitivo (una función de una parte de nuestro cerebro) la evalúa y almacena, para poder ser utilizada en otras
oportunidades. Así, si alguna vez nos caímos por una piedra que había en el camino, nuestro sistema cognitivo, registra la experiencia desagradable, por lo tanto la próxima vez que pasamos por esa piedra o alguna otra, nuestro análisis estará basado en el registro que tenemos de experiencias similares, y si la memoria trae del archivo la experiencia que tuvimos al caernos anteriormente como una experiencia desagradable, la evitamos para no volver a caer.

Lo mismo pasa con el resto de la vida. Si alguien sufrió el abandono de sus padres o algún ser querido de pequeño, la experiencia desagradable vivida quedará registrada y por consecuencia en el futuro evitará todas las situaciones que el intérprete como posibles abandonos, y estará sensibilizado de forma excesiva, a estas posibilidades.

Cognición

El concepto de Cognición (del latín: cognoscere, "conocer") hace referencia a la facultad de los seres de procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido y características subjetivas que permiten valorar y considerar ciertos aspectos en detrimento de otros. En otras palabras es la facultad de aprender y desarrollar análisis en función de ese aprendizaje.

Los procesos cognitivos pueden ser naturales o artificiales, conscientes o inconscientes, lo que explica el por qué se ha abordado su estudio desde diferentes perspectivas incluyendo la neurología, psicología, filosofia y ciencias de la información tales como la Inteligencia Artificial y la Gestión del Conocimiento.

La cognición esta íntimamente relacionada con conceptos abstractos tales como mente, percepción, razonamiento, inteligencia, aprendizaje y muchos otros que describen numerosas capacidades de los seres superiores- aunque estas características también las compartirían algunas entidades no biológicas según lo propone la inteligencia artificial.

El concepto de Cognición es ampliamente utilizado para significar el acto de conocer o conocimiento, y puede ser definido, en un sentido cultural o social, como el desarrollo emergente de conocimiento dentro de un grupo que culmina con la sinergia del pensamiento y la acción.

Ahora bien de acuerdo a nuestra forma de evaluar o conocer la información, vamos a encontrarnos con que hay personas que realizan evaluaciones o análisis preferenciales, y otras que realizan evaluaciones o análisis demandantes. Esto quiere decir que todos ante el hecho de estar en una situación nueva, vamos a tender a calificarla y a darle un significado, una valoración, una importancia.

Esta calificación o valoración del significado va a centrase en tres aspecto principales:

Valoración del bien y el mal: Si el suceso o acontecimiento (que puede ser pasado, presente o futuro) es bueno o malo. Y a su vez cada una de estas valoraciones se calificará automáticamente como bueno, muy bueno, buenísimo, excelente. Y por el otro lado en malo, muy malo, malísimo, catastrófico. Ej. Este apunte no lo entiendo por lo que creo que es malo, no lo voy a recomendar.

Valoración de la ley: Si el suceso o acontecimiento debería o no debería haber pasado.
Disponemos sobre los sucesos o acontecimientos, leyes personales ( sobre personas o situaciones), como nosotros aprendimos a valorarlas o concebirlas. Es la forma demandante de valorar (Puede ser por cultura o por interpretación de la enseñanza) Ejm. El Dr. Palermo tendría que ser mas claro.

Valoración de la importancia: Se califican los acontecimientos en cuanto a la importancia que tiene para el sujeto. Ejm: Es muy importante entender estos conceptos. Ejm: Marisa y Claudia son amigas ambas tienen 19 años y no tienen novio. Esta es la situación. La información de la situación es recibida por su sistema cognitivo y la evalúa, entonces nos encontramos con lo siguiente:
- Marisa evalúa la situación de forma preferencial : “Me gustaría tener novio”
- Claudia evalúa la situación de forma demandante: “Debo tener novio”

Las evaluaciones demandantes se caracterizan por su rigidez e intolerancia a la frustración.-

Para contestar la pregunta inicial: las personas se van a sentir mal cuando evalúen las situaciones de vida que les toque vivir de forma demandante, ¿por que? Porque la valoración demandante es inflexibles, es decir que lo que se quiere se quiere de una determinada manera y no aceptamos otra, es absoluta, es decir que lo que se quiere no puede ser reemplazado por otra cosa, y es inmediata, es decir que no se tolera esperar para satisfacer nuestra demanda.

Lo que va a ocurrir cuando se acostumbra a vivir la vida de forma demandante, es que cuando la situación real que vivan no concuerde con su demanda van a entrar en crisis emocional.

Ejm: Marisa como no tiene una creencia demandante sino preferencial, podrá vivir más tranquila ya que ella solo lo vive como algo que le gustaría (le gustaría tener novio), no como una necesidad por lo tanto si tiene un novio sería mejor, pero si no lo consigue podrá vivir bien lo mismo y disfrutar de todo lo otro, que poco tiene que ver con un novio, como tener amigos, trabajo, disfrutar de la familia.

Por el contrario Claudia, tiene una creencia demandante, para ella es una necesidad el novio, y como la situación no es compatible con su creencia ya que por mas que lo viva como una necesidad sigue sin novio, entra en crisis y se angustia, se deprime, y no puede disfrutar nada mas ya que la emoción controlo su vida y comienza a actuar de forma disfuncional, como no salir con sus amigas por estar triste, no arreglarse, no preocuparse por ella misma, y sin darse cuenta con su conducta disfuncional solo logra disminuir las posibilidades de tener un novio, lo que aumenta mas su angustia y así se completa el ciclo vicioso.

Las valoraciones demandantes se caracterizan por:

  1. No tener sentido lógico. (Partir de premisas falsas o de formas incorrectas de pensamientos.). Si no tengo novio me muero.
  2. No ser compatible con la realidad.(No concordante con los hechos, distintos a lo observable. ). No acepto no tener novio.
  3. Ser dogmática, absolutista, expresada con demandas (en vez de preferencias o deseos) Aparece con el empleo de términos como: “necesito”, “debo”, “no puedo”, “jamás”, etc en lugar de “deseo”, “prefiero”, “es mejor”, “ no me gusta”, “es peor”, etc. No hay otra alternativa para mi mas que tener un novio:
  4. Conducir a emociones (o conductas) inapropiadas o autosaboteadoras. (Ejm: no salir con las amigas, saboteara sus posibilidades de conocer gente y por lo tanto de conocer a un muchacho que pudiera ser su novio)
  5. No ayudar (o impedir) el logro de los objetivos de la persona. (como el caso de Pedro que no logro el objetivo de terminar su tratamiento)

Ya vimos como Pedro se perdió de lograr su objetivo por no soportar que su madre invadiera tanto su vida. Ahora ¿cual era el pensamiento de base de Pedro?. ¿Cual era la valoración demandante, que le producía tanta angustia y bronca? Lo mas probable es que fuera “ella no tiene que meterse en mi vida”.

No vamos a debatir si era justo o injusto que su madre se metiera tanto con el. Lo importante es que se metía de todas formas y eso era lo que Pedro no soportaba. Pedro nunca se percato de aceptar la realidad y adaptarse a ella. El quería cambiarla, para estar cómodo con su demanda y satisfacer su deseo. ¿era eso malo? no, no lo era, pero por mas bueno que fuera no lo podía conseguir, por lo tanto le hubiera sido mas provechoso aceptar que las madres se preocupan por su hijos de tal forma que a veces ellos lo interpretan como invasión, y considerar que la realidad no podía modificarse. Pero en vez de eso abandono el tratamiento como muestra de disconformismo, y lo único que lograra será que su madre se preocupe mas por el, de tal forma que ahora va a ser mas invasiva y demandante, lo que va a hacer que el se ponga mas furioso.

Las personas sufren emociones perturbadoras por tener pensamientos que se basan en un actitudes demandantes. Esas actitudes aparecen normalmente debajo de otros pensamientos, que expresan una demanda o exigencia absolutista, rígida e intolerante.

Las formas de expresarse mentalmente suelen ser frases como “yo debería”, “yo necesito”, “el tiene que”, “ el no debe”, y algunos derivados tales como: “ no soporto que” “ es inadmisible que “, u otras que llevan al extremo de insoportable o catastrófico que las cosas sean como uno pretende que deben ser. Estas formas de pensamientos pueden ser conscientes o incluso puede ocurrir que no lo piense voluntariamente, pero luego de analizado y sacado a la luz se termina por aceptar que ese es el pensamiento de fondo.

Es bueno que las personas tengan objetivos, deseos, principios morales, convicciones religiosas e incluso expectativas del futuro o de las situaciones que se viven. No se tiene que cambiar estas cosas, ni siquiera hace falta cambiar nuestros gustos, pero si, es útil entender y aceptar que no siempre será posible cumplir nuestras exigencias e incluso puede ocurrir que la mayoría de las veces no se cumplan y eso también es conveniente aceptarlo.

La realidad en muchas situaciones no coincide con nuestros deseos, por mas que estos sean justos o injustos, buenos o malos. Como dijera el Dr. Camerini “ El mundo no puede estar hecho según nuestros deseos”.

Ser Intolerantes con la situación que se vive solo lograra perturbarnos y provocar conductas contraproducentes que empeoraran aun más las cosas.

Desarrollado por SaintDisegno.