Cómo desarrollar y formar el sistema emocional de forma saludable - Parte 1

PARTE 1

ES MUY POSIBLE QUE LAS CIRCUNSTANCIAS NO CAMBIEN, PERO YO SI PUEDO CAMBIAR EN MEDIO DE LAS CIRNCUNSTANCIAS

Existe una relación entre las cosas que nos ocurren, los pensamientos que tenemos acerca de ello y las emociones que generamos.
Esto va a influir directamente en nuestro comportamiento y calidad de vida.

Juan está parado en la esquina de la cuadra junto con Carlos, ambos están dialogando acerca de lo que hicieron el fin de semana. De repente un patrullero se detiene frente a ellos y el oficial que va dentro les pide los documentos. Carlos se lo muestra sin ningún inconveniente, pero Juan se enoja mucho con ellos y comienza a cuestionar su actitud.
- ¿Porque me pide los documentos?, no hemos hecho nada malo, solo estamos dialogando, ustedes molestan a cualquiera que se les antoje, no es justo que nos traten como a delincuentes...
- Sr.- le contesta el policía.- solo estamos haciendo nuestro trabajo, pero ahora va a tener que acompañarnos por su hostilidad.-

Esta escena es muy común en nuestros días, y no es nuestro objetivo analizar si estuvo bien o mal la actitud del policía o la de alguno de los muchachos. Sólo nos interesa, ver como y porque cada uno de los muchachos reacciono así.
En la escena tenemos a dos chicos, probablemente jóvenes, que están dialogando sin hacer nada malo. Por otro lado aparece un patrullero que les solicita sus documentos.
Carlos, no se preocupó por la situación y mostró sus documentos sin inconvenientes, pero Juan se enojo mucho y comenzó a cuestionar a los policías con una
actitud desafiante, lo que le cuesta el arresto.
¿Por qué Carlos no se enojó y Juan Sí?, ¿Por qué Carlos actuó de tal forma que no lo metió en mayores problemas y Juan provocó su arresto?

Nuestras emociones, son el producto de la forma de interpretar lo que nos ocurre.

Hace ya tiempo, unos investigadores en el tema de las psicoterapias, Albert Ellis y Aaron Beck, demostraron que las situaciones que vivimos no producen nuestras emociones, sino que estas últimas, se generan de acuerdo a lo que nosotros pensamos acerca de nuestras vivencias.

Básicamente la sociedad en general cree que, lo que produce daño psíquico son los hechos que nos ocurren, pero en realidad lo que nos produce daño psíquico, es lo que nosotros pensamos, valoramos, o significamos, sobre esos hechos.

Creencia popular: los acontecimientos generan nuestras emociones (en el caso de Juan fue el policía es el que lo hizo enojar).

Creencia Científica: Los acontecimientos son valorados por nosotros (de manera automática o consciente) y de acuerdo a lo que pensemos o valoremos, producimos diferente tipo de emociones.

El problema de Juan, no era que le pidieran los documentos, sino que el creía que era injusto que le pidieran los documentos. Entre el acontecimiento y la emoción, se desato un pensamiento (que pudo haber sido consciente, o casi automático), pero existió y eso fue lo que determinó la emoción de Juan y por consiguiente su conducta.
La diferencia entre Carlos y Juan era su creencia, uno creía que era injusta la actitud del policía y el otro entendió que no había nada de malo en que le pidieran el documento. Cada uno actuó en función de sus pensamientos o como valoraba la situación, y como Juan “sabía” (según él) que era una injusticia, pretendió defenderse de ese atropello, a pesar de saber que corría el riesgo de ser arrestado.-

Esto se podría ejemplificar según el modelo ABC de Albert Ellis.

Donde la valoración del acontecimiento genera la emoción. Por lo cual la emoción es el producto final de un proceso psíquico previo.

Es decir, lo que valoramos del acontecimiento produce la emoción. Pero como vemos en la figura, lo que normalmente se interpreta de forma inmediata,
es que, es la situación lo que está generando nuestras emociones, pero en el fondo, subyacente, hay una valoración de lo que está ocurriendo. Es esta
valoración lo que está determinando nuestra emoción.

Aquí esta el motivo por el cual muchas personas pretenden cambiar los hechos, para comenzar a sentirse mejor.

  • Si el me quisiera, para mi sería todo diferente.
  • Si no me tratara tan mal, yo no me sentiría así.
  • Si no me respetan, los voy a odiar.
  • La culpa de mi depresión la tiene mi marido que me es infiel.
  • Etc.

Por lo tanto, algo para aprender en el funcionamiento de nuestras emociones, es que no son desencadenadas por las situaciones que vivimos, sino por lo que nosotros pensamos acerca de esas vivencias.

SOBRE LAS EMOCIONES

Las emociones son procesos neuroquímicos y cognitivos relacionados con la arquitectura de la mente —toma de decisiones, memoria, atención, percepción, imaginación— que han sido perfeccionadas por el proceso de selección natural como respuesta a las necesidades de supervivencia y reproducción. (Sloman 1981) Etimológicamente, el término emoción significa el impulso que induce la acción.

Estas emociones se pueden clasificar de dos formas:

  • Emociones perturbadoras: Son aquellas que van a generar conductas disfuncionales.
  • Emociones No perturbadoras: Aquellas que no generan conductas disfuncionales, pueden ser entendidas como emociones desagradables. Todos en algún momento de la vida tenemos emociones desagradables, pero esto no quiere decir que sean patológicas y que hay que evitarlas.

Básicamente esto depende de la intensidad de la emoción, ya que no es lo mismo estar triste que estar deprimido. La primera esta asociada a conductas de protección. Ejm. Quedarse en la cama para meditar y elaborar una perdida. La segunda esta asociada a conductas disfuncionales. Ejm. Quedarse en la cama mas del tiempo necesario, lo que nos llevaría a perder empleos o familias, intentar suicidarse, etc.

Las emociones cumplen una función importante en la vida del ser humano, estas son las que nos permiten adaptarnos al medio ambiente, sin tener que generar un desgaste psíquico ante cada situación de adversidad.

Ejm: “El enojo es muy útil para defenderse, si alguien quiere robar mi casa, el enojo va a hacer que yo sea agresivo con el ladrón y defienda mi casa aquí el enojo fue funcional, pero a su vez el enojo no me sirve de nada si llego a mi casa y encuentro que no esta hecha la comida como yo quería, allí el enojo es disfuncional porque solo lograría poner un mal ambiente y poner las cosas mas tensas”

El problema es cuando interpretamos adversidades donde no las hay, o cuando magnificamos dichas adversidades.

  • Sin él, yo no se vivir.
  • Si pierdo el trabajo me muero.
  • Si vuelvo a recaer en la droga, dejo el tratamiento.

Por otro lado las conductas son:

  • No Funcionales: Cuando boicotea el objetivo primario. Ejm. Si tenemos la intención de ir a una fiesta con nuestra novia, pero antes de ir tenemos una discusión con ella y magnificamos la importancia de nuestro disgusto. Si decidimos no ir por esa razón, nuestro objetivo primario fue boicoteado y entonces la emoción desagradable paso a ser perturbadora, y nuestra conducta no funcional.
  • Funcionales: Cuando la emoción no boicotea los objetivos. Ejm. Si a pesar de nuestra discusión elaboramos el momento desagradable y vamos a la fiesta y nos divertimos.

¿Cuando nuestros pensamientos o forma de valorar, van a generar emociones perturbadoras o no perturbadoras?

El problema con Juan no era que no tenia razón, probablemente Carlos pensara igual que Juan con respecto a la injusticia de tener que mostrar sus documentos como si fueran sospechosos, pero Juan no lo soporto y Carlos si.

Para Juan fue un acto de injusticia que no podía dejarse pasar y para Carlos fue algo que podía soportar.

Carlos lo pudo soportar y Juan no. ¿Porque? Porque Carlos, valoraba de forma abierta, ósea que aceptaba que hubiera otras opciones a las que él prefería. Para el era posible que se cometieran esas injusticias, y el sabía que por mas que se opusiera no cambiaría nada, él sabía que no podía cambiar la situación, la situación no estaba bajo su control, pero el sabía que él, si estaba bajo su control, por lo tanto decidió tomar dominio de si mismo y aceptar la injusticia como un hecho mas en su vida. El no podía cambiar la situación por mas que se enojara, no podía evitar que le pidan los documentos, pero trataría de vivir lo mejor posible en la situación que le toque vivir.-

Por el contrario Juan fue inflexible en su forma de pensar, el no estuvo dispuesto a ceder su derecho de decirles todo lo que pensaba, el no tenía la capacidad de aceptar otras alternativas a sus preferencias, para el era inaceptable la actitud de los policías y por más que sabía que no cambiaría nada intentaría dar rienda suelta a sus emociones para sentirse mas fiel consigo mismo.

El problema es que en una situación mala como la que estaban viviendo la complico mas aun. Juan no pudo soportar la situación, su creencia era demasiado inflexible, no estaba adaptado para soportar la realidad que se presentaba y que era diferente a su ideal. El terminó detenido.

Nuestra forma de valorar los hechos pueden hacer que tengamos emociones y conductas disfuncionales.

Desarrollado por SaintDisegno.