Cuidarse de la Religiosidad

Hace poco estaba leyendo una frase que puse en facebook:

"Trascender es entender que yo no soy el protagonista de esta historia (Ir más allá, sobrepasar cierto límite. Extender o comunicarse los efectos de unas cosas a otras, produciendo consecuencias)"

Nuestro egoísmo hace que no podamos ir mas allá nosotros somos nuestro propio límite.

La religiosidad nos hace pensar en nosotros. Nos hace creer que nosotros somos los protagonistas y que todo debe girar en torno a mí.

Religión: conocimiento más egoísmo. Lucas 9:24

Hechos 17:24 Dios es el productor de la obra, el dueño del teatro, el libretista, el director, el actor principal, el espectador y el que juzga la obra.

Jesús tenia bien en claro este concepto. El siendo Dios mismo tuvo la capacidad de sujetarse al libreto del padre. Juan 5:19 Juan 4:34 y Juan 17:4

Lc 24:44

Hay dos principios que no podemos descuidar si queremos caminar por el centro de su voluntad.

  • Dios avisa lo que va a hacer. Hebreos 1:1,2 Amós 3:7 y 8
  • Hay un tiempo predeterminado en la concreción terrenal de su obra. Eccles 8: 5

Vemos en los fariseos la figura de la religiosidad. No escucharon (no creyeron a los profetas). Lc. 20:4,5 y no entendieron los tiempos. Mt. 16: 2,3.

Mt 23:34

Vino la Ley (ga. 3:24) , Vino el profeta (Juan), vino Cristo, vino el espíritu, la iglesia.

La clave es moverse en el espíritu.

Desarrollado por SaintDisegno.